La crisis en la pareja. Una posibilidad para reordenar el amor

Más podcasts del autor

¿Por qué no podemos disfrutar? Una mirada mas amplia, desde las Constelaciones familiares

Culpa, pertenencia al clan y el amor que no fuimos capaces de tomar son 3 patrones generales que nos generan esta discapacidad ¿Cómo podemos tomar conciencia y recuperar esta posibilidad para vivir nuestro destino en plenitud?

Meditación para honrar a nuestros ancestros y decir Sí a la vida, tal como es

Este profundo ejercicio , puede ayudarnos a reconectar con nuestro linaje, a recuperar la fuerza de la vida y a asumir nuestro propio destino. Honrar a los que llegaron antes y aceptar todo tal cual fue, es necesario.

Sentirnos exitosos y realizados es una consecuencia de haber podido tomar el amor de nuestra madre

El éxito y la realización toman formas diferentes para cada uno. Hay personas que lo tienen pero no pueden disfrutarlo. Hay otros que se sienten realizados sin aparentes grandes hazañas. ¿Cómo se relaciona esto con nuestra capacidad de agradecer y tomar el amor de nuestra madre?

Infidelidad ¿Por qué es un destino tan común en algunas parejas?

Sucede cuando uno de los dos, o ambos, no están disponibles. En ocasiones, un tercero permite que la pareja siga existiendo ¿Los amores paralelos vienen a sumar amor a la pareja?

La crisis en la pareja. Una posibilidad para reordenar el amor

Un buen amor de pareja sólo es posible cuando miramos al otro como lo que es: sólo un hombre o sólo una mujer. Cuando buscamos completud y exigimos lo que el otro no nos puede dar, el amor deja de fluir.

El mayor legado que podemos dejarle a nuestra descendencia es ser felices.

Nuestro mayor deber espiritual es ser felices,así también honramos a nuestros ancestros con sus difíciles destinos. Necesitamos que el amor esté ordenado para que fluya ¿Cuáles son estos órdenes?

Acerca del autor
Desde su formación universitaria como Psicóloga siempre supo que había algo más grande que esperaba por su reconocimiento y encuentro, y eso tuvo tal fuerza que se impuso como lo que ha sido y en el tiempo reconoció: un llamado del alma. Y siguiendo ese latir interior, comenzó a transitar por diferentes escuelas que estaban al servicio de esta búsqueda: la Gestáltica y Transpersonal, la Jungiana, la Astrología Humanística, Flores de Bach, la Gimnasia Rítmica Expresiva, entre otros; además de profundizar y estudiar todo aquello que propiciaba aperturas de conciencia de maestros como Maslow, Ken Wilber, Sanilav Grof etc. Simultáneamente comenzó a viajar por más de una decena de veces a la india, donde fue conociendo, estudiando, vivenciando e integrando todo aquello relacionado con la filosofía oriental y Vedanta. A partir de este recorrido, llegaron las Constelaciones Familiares, donde encontró la posibilidad de ofrecer a través de ellas, no solo una síntesis de todo su camino sino poder trascender las comprensiones y transformaciones logradas hasta ese momento; porque cuando se trabaja con el alma, nadie puede ofrecer lo que no tiene ni brindar lo que no tomó.
Scroll to top