Host

Acerca del host
Soy Carlos Sosa, hace más de 25 años me dedico a vivir, sentir, pensar y hacer del liderazgo una forma de vida tanto en lo personal como en lo profesional. Soy consultor, entrenador y speaker; mi formación académica conecta el desarrollo de las habilidades duras (hard) y blandas (soft).

El impacto de los pensamientos en nuestra vida ¿Qué necesitamos modificar?

Lo que pensamos impacta en lo que sentimos, en lo que hacemos y por supuesto en nuestros hábitos. Así se va moldeando nuestro carácter y los caminos que transitamos hacia nuestro destino ¿Qué podemos hacer para pensar, sentir y vivir mejor?

Estados de ánimo. El corazón de nuestro liderazgo

La solvencia de nuestro liderazgo también se ancla en el ánimo e impacta en los equipos ¿Sabemos gestionarlos? ¿Se pueden adquirir hábitos que nos ayuden a mejorar nuestros estados? Sí. Entusiasmo % Frustración es una fórmula que necesitamos aprender a incorporar porque un líder sin ánimo es como una empresa incapaz de hacer frente a sus compromisos.

Aprendamos a liderarnos a nosotros mismos

Cuando aprendemos a liderar nuestra vida personal tomamos mejores decisiones para nuestras empresas y equipos. Liderar es una dualidad, una tensión permanente para decidir qué priorizar. Cuándo podemos conectar con nosotros mismos respondemos mejor a las demandas, a las presiones y al fin encontramos el equilibrio que impactará en todo lo demás.

Ansiedad. Te amo, te odio ¿dame más?

Quienes lideramos podemos usar la ansiedad como un motor que nos empuja a dar un paso mas allá y a motiva a nuestros equipos. Sin embargo, mal usada se convierte en una enemiga porque nos transforma en obsesivos del control y provoca una exigencia sin limites ¿ Por qué es fundamental aprender a diferenciar lo que nos impulsa de lo que nos boicotea? ¿Qué impacto tiene una ansiedad sana y una desmedida?

Scroll to top